Mano de obra local es parte de la construcción de Casa para Todos en El Pangui

En la construcción de esta urbanización trabajan más de 80 obreros de la localidad
En la construcción de esta urbanización trabajan más de 80 obreros de la localidad

Zamora Chinchipe. – Ángel Guillermo Jiménez Zhingre nació en el cantón El Pangui hace 35 años, es hijo de José Jiménez y Rosa Zhingre, habitantes del barrio El Remolino de este cantón amazónico. Ángel es artesano de profesión y trabaja en la elaboración de productos de madera que llegan a los mercados de varias provincias del sur del país.

En la actualidad, este vecino de la comunidad es el representante de la “Mueblería Jiménez”, pequeña empresa familiar que es la responsable de elaborar las 190 puertas que serán colocadas en las viviendas que se construyen en el proyecto habitacional El Pangui, perteneciente a la Misión Casa para Todos.

Es una gran oportunidad de trabajo, así como hay ayudantes de albañilería, albañiles, técnicos, administrativos, trabajadores en la parte eléctrica, también estamos nosotros, los artesanos, beneficiándonos de este gran proyecto. Esta es la forma de trabajar con la gente de la localidad, ahora somos parte de la construcción de una obra que beneficiará a las familias más pobres de mi cantón”, expresó.

En el proyecto habitacional El Pangui trabajan alrededor de 80 obreros, los cuales se distribuyen en diferentes áreas constructivas. Esta urbanización contará con 12 viviendas unifamiliares y 80 departamentos distribuidos en 20 bloques 4D. Además, el proyecto contará con área para emprendimientos, cancha deportiva, espacios inclusivos, jardines, centro comunitario, servicios básicos, vías internas, caminerías, lo que permitirá tener una comunidad activa en un ambiente acogedor e inclusivo.

La ejecución de la misión ‘Casa para Todos’ es parte de una nueva política pública, la cual se ha pensado desde un enfoque de derechos, poniendo en el centro del desarrollo al ser humano y la familia. El Gobierno de Todos trabaja sin descanso para que la esperanza y la alegría se conviertan en los motores de cada comunidad. Muy pronto, las familias amazónica de El Pangui iniciarán una nueva vida.

¡JUNTOS LO HACEMOS MEJOR!